LA VIDA ES EL PRODUCTO DE UN PENSAMIENTO

CURARSE ES TRANSFORMARSE

martes, 16 de marzo de 2010

El suicidio, principal causa de muerte no natural en España por primera vez




Las defunciones por accidente de tráfico se redujeron un 20,7 por ciento en 2008, por lo que dejaron de ser la primera causa externa de muerte entre la población española, posición que ocupaban hasta la fecha y que ahora corresponde a los suicidios. Así lo refleja la estadística de fallecimientos publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Además, los grupos de enfermedades causantes de fallecimiento que más aumentaron respecto al año 2007 han sido los trastornos mentales y del comportamiento, que han causado la muerte de 12.879 personas. La estadística revela que el patrón de mortalidad del año pasado fue similar al registrado en los últimos tiempos: la insuficiencia cardiaca superó al cáncer de bronquios y de pulmón.

SUBEN LAS MUERTES POR TRASTORNOS MENTALES

Los grupos de enfermedades causantes de fallecimiento que más aumentaron respecto al año 2007 fueron los trastornos mentales y del comportamiento, que subieron un 4,6% y causaron la muerte de 12.879 personas. Dentro de este grupo, el INE destaca la incidencia de las demencias, que provocaron la muerte de 11.973 personas de las que el 68,2% eran mujeres.

El año pasado se incrementaron asimismo las enfermedades del sistema nervioso, con un total de 17.432 defunciones, un 4,2% más que en el año anterior. Dentro de este grupo destaca la enfermedad de Alzheimer, que causó 10.349 fallecimientos (el 69,6% de ellos correspondieron a mujeres).

Entre las defunciones debidas a tumores malignos, el cáncer de mama volvió a ser el más significativo (6.051 fallecimientos, un 1,1% más que el año anterior), seguido del cáncer de colon (4.629 mujeres fallecidas, un 3,0% más). No obstante uno de los tumores que más aumentó la mortalidad entre las mujeres fue el cáncer de bronquios y pulmón. En 2008 aumentó un nueve por ciento, "confirmando su evolución ascendente de los últimos años", explicó el INE. También aumentaron un siete por ciento las muertes por cáncer de páncreas.

*Datos recogidos de los medios de comunicación.

Los especialistas nos alertan de que existen 5.000 casos nuevos por cada 100.000 habitantes cada año, lo que significa un curso evolutivo de la depresión.
En el 85% de los suicidios consumados existían antecedentes de depresión.
En el 99% de las afecciones psicosomáticas existen signos de depresión.


Freud en Duelo y melancolía, nos dice que el meláncolico muestra, una extraordinaria disminución de su amor propio, o sea, un considerable empobrecimiento de su yo. Este nos describe su yo como indigno de toda estimación, incapaz de rendimiento valioso alguno y moralmente condenable. Se dirige amargos reproches, se insulta y espera la repulsa y el castigo. Se humilla ante todos los demás y compadece a los suyos por hallarse ligados a una persona tan despreciable. Extiende su crítica al pasado y afirma no haber sido nunca mejor. El cuadro de este delirio de empequeñecimiento se completa con insomnios, rechazo a alimentarse y un sojuzgamiento, muy singular desde el punto de vista psicológico, del instinto, que fuerza a todo lo animado a mantenerse en vida.

Gracias a la terapia psicoanalítica, estos síntomas que atenezan al melancólico imposibilitándole el curso normal de su vida afectiva, laboral, social y creativa, manifiestan los primeros signos de mejoría, debido a la producción de un discurso que unido a la escucha analítica, dará cuenta de qué forma y cómo, padece el sujeto su malestar.



Elena Conchello.

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Elena Hola,
    Yo estaba muy sorprendido con las cifras Que REPORTO,
    Me sorprendió aún más con la clasificación de suicidio aparecen en las primeras posiciones en la búsqueda.
    Le ruego, ¿cómo Explicar el auge de estos casos
    España!
    Debo añadir Que me gusto mucho tu blog!
    ¡Felicidades
    Pablo

    ResponderEliminar
  3. Hola Pablo, gracias por tu comentario. La razones podrían ser muchas; las relaciones interpersonales,los problemas laborales, las crisis personales... los difíciles momentos por los que atraviesa un sujeto, y no solicita de ayuda profesional, cualquier grieta donde el sujeto sufre y calla, son cuestiones que si no se hablan, quedan relegadas a un segundo término proporcionando un caldo de cultivo de tristeza e impotencia. En cualquier caso, en cada sujeto la manera de resolverlo y tratarlo es distinta.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar